¿CÓMO SABER SI TODO VA BIEN?

Para tener una idea de si todo marcha correctamente en nuestra lactancia podemos fijarnos en varias cosas:

Los pañales

Observar los pañales nos puede ayudar a saber si la lactancia esta yendo como debería. Durante la primera semana de vida las cacas y pises irán cambiando:panales

  • Durante los días 1 y 2 de vida del bebé:

Deberá de mojar más de uno o dos pañales, por día. Pueden aparecer unas manchas rosadas o naranjas, son los cristales de urato. Si persistieran más allá del segundo día, habría que consultarlo ya que puede ser que el bebé no esté obteniendo bien el alimento.

Las cacas serán de un negro verduzco, es porque estará expulsando el meconio. Su consistencia sera espesa. Deberá ensuciar más de un pañal por día.

  • Durante los días 3 y 4 de vida del bebé:

Los pañales estarán algo más cargados que antes y mojará más de tres por día.

Las cacas empezaran a tornarse entre marrones y amarillentas y serán algo menos espesas que antes. Hará más de dos por día.

  • Durante los días 5 y 6 de vida del bebé:

Deberá mojar más de cinco pañales bastante cargados por día.

Al menos manchará dos pañales de una caca amarilla y ya líquida por día.

  • Del día 7 al día 28 de vida del bebé:

Deberá de mojar más de seis pañales, bastante cargados, por día.

Y al menos dos cacas amarillas y líquidas por día.

Las tomas:

  • Frecuencia de las tomas:

Es normal si el bebé mama más de 8 veces al día, sin embargo,  si son menos de seis tomas diarias o si observamos que nuestro bebé esta muy adormilado deberíamos consultarlo.

  • Duración de las tomas:

Si la duración de las tomas es de entre 5 y 30 minutos, estamos dentro del rango de la normalidad. Sin embargo, deberíamos consultar si las tomas de nuestro bebé son inferiores  a 5 minutos o superiores a 40 minutos o el bebé nunca da por finalizada una toma por si mismo.

  • Actitud ante el pecho:

Si el bebé está tranquilo y relajado mientras mama y después de mamar se queda a gusto, es que todo marcha bien. Sin embargo, deberíamos consultar si vemos que el bebé se pone nervioso al pecho, se enfada, lo agarra y lo suelta en repetidas ocasiones

  • El pecho de la madre:

Si las tomas no son dolorosas es que mama bien. Sin embargo si la madre sufre dolores , más allá del inicio de la toma o el pezón aparece como aplanado cuando el bebé lo suelta, deberíamos consultarlo.

  • Las degluciones:

A partir del 3º o 4º día deberíamos escuchar a nuestro bebé tragar la leche, si esto no fuera así sería conveniente buscar ayuda.

tomas

Anuncios